Imprimir

CANCER PAPILAR DE TIROIDES INFANTO-JUVENIL:
Re-evaluación de los factores pronósticos y nueva propuesta
de estadificación

Dres. S. Iorcansky, V. C. Herzovich, D. Zantleifer, R. Rubio, V. Wacholder, G. E.Gallo

RESUMEN
El cáncer papilar de tiroide (CaP) es el tumor tiroideo más frecuente en la población infanto-juvenil. Sin embargo no están definidos en este grupo etario los factores predictivos de agresividad. Estudiamos 24 pacientes con CaP entre 1988 y 1999 Edades 4.2 a 20 años (19 mujeres, 5 varones). En el mismo lapso se operaron 20 pacientes con adenomas tiroideos, demostrando una altísima frecuencia de malignidad del 55% dentro de las neoplasias tiroideas. Los pacientes fueron divididos en dos grupos según la edad al diagnóstico: G1 9 años, n=16. Evaluamos edad, sexo, tamaño del nódulo, adenopatías regionales, infiltración a tejidos vecinos, metástasis hematógenas a distancia, demora diagnóstica, función tiroidea, anticuerpos antitiroideos y tiroglobulina sérica. Veinte pacientes fueron seguidos de 2 a 13 años (X + DS: 4.8 + 3.4). El 33% del grupo total tuvieron invasión a tejidos vecinos y en todos se constató simultáneamente metástasis pulmonares: 5 eran del G1 y 3 del G2. La relación inversa entre agresividad y edad se avaló por la presencia de metástasis pulmonares en 62 % del G1 vs.18% del G2 (Fisher Exact Test p< 0,03). Un varón del G1 murió en insuficiencia respiratoria y 7 persisten con metástasis pulmonares. De los 12 restantes 8 presentaron tumor tiroideo y metástasis en ganglios del cuello y 4 nódulo único: actualmente están libres de tumor o tienen sólo pequeños restos localizados en cuello. La demora entre el primer signo y el diagnóstico varió entre 1 mes y 5,7 años. Todos presentaron la forma convencional papilar diseminada en ambos lóbulos, menos uno con la variante encapsulada macrofolicular. Se realizó tiroidectomía total, excepto en la forma encapsulada, y linfadenectomía regional, seguidas de dosis terapéuticas de I-131. Conclusiones: la presencia de adenopatías regionales no modifica la evolución favorable del tumor. En cambio la infitración a tejidos vecinos sería un dato clínico de gran peso como predictor de la presencia de metástasis a distancia. Nuestros datos apoyan la propuesta de una nueva estadificación del CaP unificando invasión local y metástasis pulmonares como estadio IV y establecen como los factores pronósticos adversos de mayor peso a la edad y a la invasión local. De esta forma, el examen clínico permitiría la predicción de la existencia de las metástasis pulmonares y adecuar el tratamiento a la agresividad del tumor.

173- Medicina Infantil 2000; VII Nº 3 [PDF]

Servicios de Endrocrinología, Cirugía General
y Anatomía Patológica.
Hospital de Pediatría Juan. P. Garrahan.