Notice: Undefined offset: 1 in /var/www/clients/client1/web17/web/templates/jac_mi_0_7/library/Artx/Content/SingleArticle.php on line 95

Notice: Undefined offset: 1 in /var/www/clients/client1/web17/web/templates/jac_mi_0_7/library/Artx/Content/Item.php on line 68

OPORTUNIDAD DIAGNOSTICA EN EL RECIEN NACIDO
CON CARDIOPATIA CONGENITA

Dras. Erica Martín, Mariela Krynski, María Althabe

RESUMEN
Introducción: Las cardiopatías congénitas (CC) son la primera causa de mortalidad en los pacientes con malformaciones congénitas, y el diagnóstico temprano modifica su pronóstico.En nuestro país las CC representan el 13% de la mortalidadinfantil, en tercer lugar luego de la prematurez y las infecciones.Objetivo: describir el proceso diagnóstico de los reciénnacidos con cardiopatía congénita ingresados a la terapiacardiovascular. Pacientes y métodos: estudio descriptivo,retrospectivo. Se incluyeron los menores de 45 días ingresadosen la unidad de recuperación cardiovascular del 1/1 al 31/12/10. Se registraron variables demográficas, presentación clínica, edad al diagnóstico, tipo de cardiopatía y lugar de procedencia. Se consideró diagnóstico precoz al prenatal o antes de las 72 hs de vida. Resultados: ingresaron 46 recién nacidos, de 18.7±15.3 días de edad a la cirugía y un peso de 3.39±0.4 kg y. La trasposición de grandes vasos, anomalía del retorno venoso e hipoplasia de corazón izquierdo fueron las patologías más frecuentes. Sólo 3 tuvieron diagnóstico prenatal y 21 en las primeras 72 hs. La forma de presentación más frecuente fue la cianosis (29/42), pero en menos del 50% el diagnóstico se realizó dentro de las 72 hs de vida. Conclusión: Sólo en el 52% de los neonatos el diagnóstico de cardiopatía congénita se realizó antes de las 72 hs. de vida. El diagnóstico prenatal fue excepcional en esta serie. La cianosis fue mal reconocida como índice de sospecha de cardiopatía congénita.

202 Medicina Infantil 2012; XIX: [PDF]

Unidad de Cuidados Intensivos Pediátricos. Recuperación
Cardiovascular..
Hospital de Pediatría Juan P. Garrahan.