Notice: Undefined offset: 1 in /var/www/clients/client1/web17/web/templates/jac_mi_0_7/library/Artx/Content/SingleArticle.php on line 95

Notice: Undefined offset: 1 in /var/www/clients/client1/web17/web/templates/jac_mi_0_7/library/Artx/Content/Item.php on line 68

IMPACTO DE 10 AÑOS DE VIGILANCIA DE
COLONIZACIÓN CON ENTEROCOCOS RESISTENTES
A VANCOMICINA (ERV) EN UN HOSPITAL PEDIÁTRICO
DE ALTA COMPLEJIDAD

Dres. H. Lopardo1, A. Blanco1, M. Carbonaro2, S. Ruvinsky2, E. Andión2, M. E. Venuta1,A. Corso3, P. Gagetti3, R. Bologna2

RESUMEN
Se demostró que la vigilancia activa de colonización con enterococos resistentes a vancomicina(ERV) resulta costoefectivay que es capaz de limitar la presencia de estos patógenos en los hospitales. El objetivo de este trabajo fue evaluar el impacto de una forma de vigilancia menos estricta a través de los resultados de los estudios de prevalencia de un día y del número anual de pacientes infectados con ERV. En los cortes de prevalencia, se estudiaron todos los pacientes hospitalizados en días determinados, a través de hisopados rectales cultivados en medio BEAA con6 μg/ml de vancomicina (VAN). También se estudiaron todos los aislamientos de enterococos provenientes de materiales clínicamente significativos a lo largo de los años. La resistencia a VAN fue confirmada por difusión, Etest y PCR específica para los genes vanA, vanB, o vanC. La relación clonal fue establecida por electroforesis en campos pulsados con cortes con la enzima SmaI. El porcentaje de colonización rectal de ERV en los cortes de prevalencia no registró un aumento significativo entre 2002 y 2007 (p >0,05). La diversidad clonal mostró un baja tendencia hacia la diseminación intrahospitalaria de los ERV. El número de bacteriemias por ERV se mantuvo en niveles aceptables y la mayoría de las infecciones estuvieron localizadas en el tracto urinario. Concluyendo, el número de pacientes colonizados aumentó en forma sostenida pero sin diferenciassignificativas entre los distintos años. El número de pacientes severamente infectados con ERV hasta el momento ha sido escaso. Esto parecería indicar que la estrategia elegida ha resultado efectiva.

114. Medicina Infantil 2008; XV:2 [PDF]

1- Médica Psiquiatra. Servicio de Salud Mental. 2- Médica Ginecóloga Infanto Juvenil. Servicio de Clínica Médica.
3- Psicóloga Clínica, Becaria del Servicio de Salud Mental. 4- Médica Infectóloga Infanto Juvenil.
5- Jefa del Servicio de Epidemiología e Infectología.
Hospital de Pediatría Juan P. Garrahan